ADOPTADA POE EL SERVICIO DE ESTADISTICA DE LA CIUDAD DE PARIS

January 15, 2018 | Author: Gustavo Sáez Nieto | Category: N/A
Share Embed Donate


Short Description

1 NOMEIN ADOPTADA POE EL SERVICIO DE ESTADISTICA DE LA CIUDAD DE PARIS.Tefe de Ion trabajos estadísticos de la Ol...

Description

NOMEIN

ADOPTADA POE EL SERVICIO DE ESTADISTICA DE LA CIUDAD DE PARIS

.Tefe de Ion trabajos estadísticos de la Olvidad de Parra, Miembro del Consejo Superior de Estadística y del Comité Consultivo de Higiene Pública de Francia, é t ¿

TradaeeiÓB española de la Secretaria del Consejo Superior de Salobridad de MÍIÍM.

UNIVERSiCÄD DE HUEVO BIBLIOTECAUH&t

"ALfOKiO I p i l * ;

RC9 6 00

R£IMPRESA EN MONTERREY. T.: ;ÍA D E L GOBIERNO, D E L ESTADO

RC96 . B4 1900

1020113166

SECCIONALES

N O M E Ï N Í£L¿¿*U ± I A

ADOPTADA POE EL SERVICIO DE ESTADISTICA DE LA CIUDAD DE PAEIS POR EL

LSTUANL: ESTABLECIDO EN LOS ARTICULOS 42, 43 Y 97 ÏOR SE CONVOCA A TODOS LOS PRESIDENTES SUS MIEMBROS A LA CELEBRACION DE ASAMNTE LOS DIAS COMPRENDIDOS DEL 10 A L 23 ENTE AÑO, EN EL H O R A R I O QUE DETERMINE ,L DE A C U E R D O CON LO ESTABLECIDO EN LOS

Traduwiún españula de la Secretaría del Consejo Superior de Salubridad de Mélico.

OS PRESENTES ESTATUTOS, BAJO EL SIGUIENUNIVERSIDAD

OE NUtVU u

BIBLIOTECA UN!VF:S!T-

«ALF0N30 «YES

O R D E N D E L DIA TERIOR ION DE LAS PONENCIAS PARA LA E L A B O R A ")RIO PARA EL AÑO 1980.

« l i o . 1 6 2 5 MONTERREY, Mí

R E I M P R E S A EN MONTERREY. TIPO''

IA

' Í A D E L G O B I E R N O D E L ESTADO

R

E

,

ADOPTADA POR EL SERVICIO LE ESTADISTICA LE L A N U D A S DE PARIS

;SECCIC

POR E L

•LSTUA Jefe

ESTABLEO!

de los trabajos estadísticos de la Ciudad de París, Miembro del Consejo Superior de Estadística y del Comité Consultivo de Higiene Pública en Francia, etc.

IOR SE C SUS MIEL\ NTE LO ENTE AL L DE AC

Tradu«iÓB eípaiola de la Secretaría del Consejo Superior de Salubridad de Mélico.

OSPRESL ovan* o a w *

ORDEN

A

TERIOR ION DE LAS

Capilla Alfonsina , Búhoteca Universal

REIMPRESA EN MONTERREY T I P O G R A F Í A D E L G O B I E R N O D E L ESTADO

X900.

DRIO PARA . 48187

ORDEN

FONDO NUEVO LEON

TERIOR ION DE LAS P 3RIO P A R A 4 É

Desde el mes de Enero de 1896 los cuadros estadísticos de la mortalidad, que forma el Consejo Superior de Salubridad de México, se arreglaron á la nomenclat u r a de las causas de defunción aceptadas por el Instituto Internacional de Estadística y propuesta por el Dr. Jacques Bertillon. Dicha nomeclatura se puso en vigor á moción de los Señores Vocales Dres. Eduardo Licéaga y Nicolás R. de Arellano, quienes así lo consultaron en dictamen presentado á la Corporación el 14 de Diciembre de 1895. E n ese dictamen se haee la advertencia de que en México no es posible llenar el grupo correspondiente al número 142 de la primera nomenclatura, 142 á A 142 H de la última, donde están comprendidos los diferentes géneros de suicidio, por que la oficina en que se recogen todos los datos referentes á las defunciones que ocurren en la Ciudad de México no siempre puede proporcionar al Consejo los referentes á la causa de muerte en los casos de accidente ó violencias. Como en la mencionada nomenclatura hay vagedad en la difinición de abortos y nacimientos prematuros, al aceptarla el Consejo excluyó los títulos correspondien* tes para la formación de los cuadros estadísticos y resolvió que esas cifras se agregaran fuera de los cuadros, por que si para la estadística no tiene sino poca im-1 porta ncia, sí la tienen para los estudios higiénicos. Se ha continuado hasta aquí empleando la repetida nomenclatura en los cuadros de la mortalidad ocurrida en la Municipalidad de México, y se propone el Consejo, en cumplimiento de lo que ordena el artículo 51 del Código Sanitario de los Estados Unidos Mexicanos que está vigente, darla á conocer á todos los Estados de la República, á efecto de que sea adoptada en la parte correspondiente á la estadística médica y con el fin de que este género de trabajos sea uniforme en todas las poblaciones del país, que los datos sean comparables entre sí, y por lo mismo, que haya lugar á deducir conclusiones prácticas en lo relativo á la salubridad pública. La Comisión de México nombrada por la Asociación Americana de Salubridad Pública en la reunión que tuvo lugar en Ottawa, Canadá, del 27 al 30 de Septiembre de 1898, encargada de procurar la adopción déla repetida nomenclatura y de ponerse de acuerdo con las Comisiones de Canadá y de los Estados Unidos y con las análogas de otros países para su revisión periódica, se ha ocupado desde luego de traducir intriga al español, para hacerla circular, no sólo en el país, sino en todas las naciones hispano americanas á quienes también interesa conocerla, y se ocupa además de estudiar las reformas de que es susceptible, en su consepto, reformas que presentará ante la Comisión Internacional de revisión que se reunirá en París en 1900. Agosto de 1899. JOSÉ RAMÍREZ, Secretario General del Consejo Superior de Salobridad de México.

ACUERDOS ADOPTADOS

ORDEN

FONDO

TERIOR ION DE LAS Í ">RIO PARA

Ü

itados en la Asociación, que trabajaráu en conbinacion y con otras semejantes ue otros países, en la revisión de la clasificación Bertillon de las causas de muerte, y que dicha Comisión queda autorizada para adoptar los reglamentos necesarios, que en conbinación con otros países asociados en la obra de revisión se crean necesarios para su buena administración; que en cada Asamblea anual esta Asociación informen sobre lo actuado y queden desempeñando su cargo hasta que se termine la obra de revisión, y sus sucesores sean elegidos para la próxima revisión periódica.

ST ' i?

O N

Los comisionados nombrados en virtud de dichos Acuerdos fueron los siguientes: Dr. Dr. Dr. Dr. México Dr. ( Dr. í Dr. Estados Unidos. \ Dr. Dr.

Canadá

; SECC :L STU

( < ( (

Emmanuel P. Lachapelle, Montreal, P. Q. Peter H . Bryce, Toronto, Ont. Elzéar Pelletier, Secretario, Montreal, P. Q. Eduardo Licéaga, México, México. Jesús E . Monjarás, San Luís Potosí, México. José Ramírez, Secretario, México, México, Samuel W . Abbott, Boston, Mass. A. C. Young, Augusta, Me. Cressy L. Wilbur, Secretario, Lansing, Mich.

NOMENCLATURA DE LAS ENFERMEDADES. (Causas de defunción-Causas de incapacidad para el trabaje) adoptada por el servicio de estadística de 1?, ciudad de Paria.

ESTABL OBJETO QUE DEBE ALCANZAR UNA NOMECLATURA DE LAS ENFERMEDADES.

IOR SE I

E l único objeto que debe proponerse u n servicio de estadística, es resumir tan exactamente como 4 sea posible, los millares de respuestas q u e £ su cuestionario. No deben interpretarse los diagnósticos (es decir, imaginarse lo que les falta para ser completos), hay que registrarlos tales como son 4 Como la ciencia médica distingue algunos miles de e n f e ^ e d a d e s y no e S j | sible enumerarlas todas en una estadística mensual ó anual, es conveniente atenerse á una nomenclatura más limitada. . Para que el presente pueda compararse con el pasado, es necesario que esta nomeclatura sufra el menor número posible de cambios y que no admita sino las mutaciones impuestas imperiosamente por los progresos de la ciencia. De la mis ma manera, para que las estadísticas nosológicas puedan compararse entre si, es importante que las nomenclaturas nosológicas de las diferentes naciones se parezcan lo más que sea posible. , Esta es la idea que ha motivado la nueva edición de la presente nomenclatura. Se han hecho esfuerzos para que sea una especie de transacción entre la nomenclatura inglesa, la nomenclatura alemana, la nomenclatura italiana y la de algunosotros países. _ „, . . , 0 Presentada al Instituto Internacional de Estadística en 1893, mereció los honores de ser aceptada por un gran número de países americanos, entre los cuales se cuentan algunos Estados de la Unión Americana, la provincia de Quebec, la República Mexicana y la República del Brasil. 1

SUS MIL NTE LO ENTE AL ,L DE A(J OSPRES

O R D E N•

l La Asociación Americana de Salubridad Pública, «sí como la mayor parta de los IMrector , do Isa oficinas do higiene de los E t t t f o s y ciudadea de los Estados Unidos, del Canadá y de México, han ex-

TERIOR ION DE

that the B y J M g of canses ofdeath be adoptad by all the registrara of vital statistic in the United Status, Ganada and México 88 B desigaaaa m i j | tifoidea, fiebre c o n U u ^ etc.; g ^ o b l j g ® « » « ^ atentamente encontrar ^ e t o ^ , ^ ^ a te M g j j ^ de su « r d a d e la clasificación por analogía, aun la mds ra mala, es preferible el orden alfabético.

tamente ele la' de WiÜIam Farr, es decir, que clasifican las enfermedades ha donde es posible, según su sitio anatómico y no según su naturaleza. Esto se comprende, es razón de que los progresos de la ciencia modifican frecuentemente la idea que» los médicos se han formado de la naturaleza de las enfermedades; pero u u a nomenclatura estadística debe modificarse lo menos posible á fin de facilitar las comparaciones con el pasado. Se distinguirán, pues, las enfermedades de cada aparato: nervioso, circulatorio, respiratorio, digestivo, génito-urinario, las afecciones de la piel y las de los órganos de locomoción (huesos, articulaciones y músculos.) Además de estas enfermedades cuyo sitio está determinado, se encuentran enfermedades que afectan todo e l organismo; en otros tiempos se establecían en estas enfermedades numerosas divisiones que hoy son ya anticuadas. Lo mejor, pues, es enumerar estas enfermedades, poniendo á la cabeza de la lista aquellas que William F a r r reunía bajo la feliz denominación de zimóticas; en seguida las que han sido calificadas con el nombre de viruelentas; en fin. las demás enfermedades generales y las intoxicaciones lentas. Pero se cometería un error, sin duda, inscribiendo en nuestra nomenclatura estas distinciones generales, porque desde hoy se puede prever que perderán dentro de poco tiempo la importancia que se les atribuía en otro tiempo. Por ejemplo, en nuestra época, la lista de las enfermedades llamarlas infecciosas, se alarga cada día con-enfermedades que en otro tiempo eran clasificadas de distinto modo. Más vale, pues, abstenerse de estas divisiones que son forzosamente provisionales, y que por otra parte no son útiles á la estadística. E n efecto, como lo han dicho varios oradores del Congreso de Estadística de París, y otros autores distinguidos, lo que importa en la estadística médica es tener cifras relativas á cierto número de enfermedades definidas: siguiendo estepensamiento, los autores de la nomenclatura italiana han suprimido completara en te los títulos; aunque aprobamos el motivo que los ha guiado, conservamos algunos para facilitar las investigaciones. Lo que precede explica bastante, por qué en la redacción de las nomeclaturas abreviadas no nos hemos ceñido á redactar títulos generales comprendiendo un grupo de enfermedades: pensamos que en el estado actual de la ciencia, no se puede conseguir agrupar las enfermedades de,una manera difinitiva. ¿Qué significan hoy los términos de "enfermedades entéticas, diéticas, diatéticas, ete.," que William F a r r proponía para su aprobación del Congreso Estadístico de 1 8 5 5 ? Esas palabras han perdido toda especie de sentido, á tal punto, que una estadística de ahora que nos dijera cuántas personas han muerto de "enfermedades diatéticas," por ejemplo, no nos parecería de n i n g ú n interés. Pero si el nombre de los grupos morbosos h a perdido su sentido > el nombre de las enfermedades ha conservado el suyo; por ejemplo, el grupo de enfermedades "diatéticas" se componía principalmente de la "gota," de la "anemia," del "cáncer" y de la "gangrena senil," etc. Estas enfermec|ades que nos parecen hoy tan extravagantemente reunidas, han conservado el sentido perfectamente definido que tenían en 1855. La historia de lo pasado debe ilustrarnos para el porvenir. Grupos de enfermedades que parecían muy naturales, en 1111 momento dado pierden repentinamente su razón de ser; así es qne no podemos servirnos de esos grupos en estadística médica, si queremos hacer una obra duradera; por pl contrario, el sentido de las enfermedades definidas no cambia si 110 es de una manera muy lenta. Por esta razón, cuando redactamos las nomenclaturas abreviadas, nos guardamos muy bien de reunir varias enfermedades que nos parecen ahora conexas, bajo un término genérico, poríjue temeríamos que esta agrupación viniera á ser, en el espacio de algunos años, enteramente artificial y anticuada. Nos párese preferi-

O N

II

ÍO

rf.

, w . f s e r v a r en la nomenclatura abreviada, las enfermedades definida« • que son mis dignas de estudio, sea en razón de su naturaleza trasmisible, sea sobre todo en razón de su frecuencia. R E S U M E N DE LAS CONSIDERACIONES QUE P R E C E D E N — L a s consideraciones que preceden justifican sin duda el método de trabajo que nos hemos propuesto. Hemos adoptado las divisiones siguientes, en las cuales las enfermedades deben ser clasificadas, como lo deseaba Willíam Farr, según su sitio anatómico, más bien que según su naturaleza. X.—Enfermedades generales. — del sistema nervioso y de los órganos de los sentidos. — aparato circulatorio. — — — respiratorio. — — digestivo. — génito-urinario y de sus anexos. — puerperales. — — de la piel y sus anexos. — de los órganos de la locomoción. X.—Vicios de conformación. XI.—Enfermedades de la primera infancia. XII.— — de la vejez. XIII.—Afecciones producidas por causas exteriores. XIV.—Enfermedades mal definidas Hemos compilado en seguida todos los nombres de enfermedades que contienen los diccionarios usuales de medicina (Littré y Robin, Matliias Duyal y Lereboullet, Maxwell), y l o í hemos colocado en cada uno de los capítulos citados arriba; después ayudándonos de las principales nomenclataras existentes, hemos escogido los títulos más importantes. Las nomenclaturas que nos han servido sobre todo son: la de William Farr, la del Congreso Estadístico de 1855, la de la ciudád de Bruselas, la de la ciudad de París ( 1 8 6 5 , corregida en 1 8 7 4 , después en 1 8 8 0 ) . La de Virchow, la del reino de Italia, y algnas otras más. Este trabajo ha sido ejecutado en 1885 á petición de la Comisión de Estadística de la Ciudad de París, que deseaba que la nomenclatura parisiense permitiese, hasta donde fuera posible, comparaciones lrece anos dé práctica permiten aserrm pr que nomenclatura ha soportado con éxito la prueba de la e v . - ^ncia^ y que las respuestas dadas por los médicos vienen á encontrar fácilmente su lugar natural.

1.—ENFERMEDADES

GENERALES.

A

3 NOMENCLATURA.—Lista de las enfermedades que colocamos bajo el título de enfermedades generales: .0"

ORDE TERIO ION D DRIO PÁ

I—ENFERMEDADES

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7.

Fiebre tifoidea. Tifo exantemático. Escorbuto. Viruela. Sarampión Escarlatina Tos ferina.

GENERALES.

o

12

13. 14. 15. 16. 17. 18. 19. 20. 2r. 22. 23. 24.

25.

26.

27. 28. 29. 30. 31. 32. 33. 34. 35. 36. 37.

Difteria y crup. Gripa. Sudor miliar. Cólera asiático. Cólera nostras. { A Fiebre amarilla. Otras enfermedades | B Peste. epidémicas { C Orejones. [ D Otras. Infección purulenta y septicemia. Muermo y lamparón. Pústula maligna y carbón (ópiojo). Rabia. Fiebre recurrente. Fiebre intermitente. Caquexia palúdica. Pelagra. [ A de los pulmones. | B de las meninges. Tuberculosis C del peritoneo. | Z>de otros órgauos. I E generalizada ó no especificada. Escrófula. Sífilis H accidente primitivo. ( B accidentes secundarios y terciarios. ' A de la boca. B del estómago, del hígado. C de los intestinos, del recto. Cáncer Z>del útero. E del seno. F de la piel. G otros ó no especificados. A de las articulaciones y 110 especificado. B de las meninges. C' del endocardio, del pericardio. Reumatismo D de la pleura, i í del peritoneo. . F de otros órganos. Gota. Diabetes (azucarada). Bocio exoftálmico. Enfermedad bronceada de Addisou. Leucemia. Anemia, clorosis. Otras enfermedades generales. Alcoholismo (agudo ó crónico). Saturnismo. Otras intoxicaciones profesionales crónicas. Otros envenenamientos crónicos.

n

Esta enumeración poco se diferencia de la que se encuentra en los capítulos 1, 2, 3 y 6 de la nomenclarura de Berlín; se diferencia menos de la que se encuentra bajo los números 9 á 43 de la nomenclatura italiana: por nuestra parte hemos 1 ¡creído d e b e r amplificar el título de Tuberculosis. auffESSiMiJ & strcva um WtüOTEU UMMSTáEtt

"ALFOMSO m i s 5 SGRÍÍÍüfcX



^ t a importancia preponderante de esta terrible enfermedad nos obliga á reúliir todas s í s manifestaciones como lo ha hecho la nomenclatura sima. E n lugar de esto, algunas nomenclaturas no tienen el título tuberculosis; culosispulmonar con las enfermedades de pulmón; a tuberculosis de l ^ menmges con las enfermedades dél sistema nervioso etc.; de suerte que es difícil, y algunas veces imposible, saber cuántas víctimas hace la tuberculosis Nos lia parecido preferible consagrar á esta enfermedad proteiforme una especie de capitucs

1

lo ^ ^ o m e n c l a t u r a a l e m a n a c o l o c a a hora, con mucha razón, la difteria al lado del crup: la escuela de Bretonneau no ha admitido distinción entre estas dos enfermedades, y ahora se le da casi universal mente la razón. E s muy importaute para la exactitud de las comparaciones internacionales que los títulos Difteria y Crup," sean siempre colocados uno al lado del otro y fáciles de adicionar. 1 or nuestra .parte preferimos confundirlos bajo un solo título. Damos cierta amplitud al título "reumatismo." E n varias nomenclaturas este título está redactado así: "reumatismo articular," de suerte que es imposible clasificar la "meningitis reumatismal," ó la "pleuresía reumatismal, etc.; estas enfermedades no pueden ser clasificadas bajo el título de "meningitis simple, ni "pleuresía franca"; no se sabe en qué punto colocarlas. No se ha podido poner la fiebre puerperal con las otras enfermedades^ infecciosas porque habría sido preciso colocar allí también la flebitis puerperal, flegmasía alba doleus, etc., enfermedades que sou probablemente tan infecciosas como la primera. Todas estas enfermedades son inseparables de otras puerperales con las cuales son frecuentemente confundidas bajo el término genérico de "consecuencias del parto." Hay, pues, interés en ccnstituir un capítulo especial para todas las enfermedades del embarazo y del parto. La varicela figura en la nomenclatura del Congreso de 1855, en la de William Farr, y en la de Berlín, pero esta enfermedad es bastante rara y no causa la muerte. 2* NOMENCLATURA.—Nos limitamos á reunir la fiebre intermitente á la caquexia palústica, la gota y el reumatismo, y á reunir algunas enfermedades raras bajo el título de enfermedades generales. 1! NOMENCLATURA.—Conservamos la mayor parte de las enfermedades llamadas zimóticas, aun cuando bastante raras, en razón del gran interés que tiene la estadística de estas enfermedades para el higienista. E n t r e las enfermedades generales sólo se conservan la tuberculosis y el cáncer, y en fin, la anemia, como enfermedad, pero no como causa de muerte. Es indispensable distinguir entre las tuberculosis, la de los pulmones, que es la más frecuente de las enfermedades y la de las meninges, porque este título completará el título meningitis y el título convulsiones. NOMENCLATURA DE LAS ENFERMEDADES QUE SON CAUSAS DE INCAPACIDAD PARA E L T R A B A J O . — U n a nomenclatura de enfermedades, por abreviada que sea

(1? nomenclatura), deberá contener el títnlo de anemia, clorosis en razón de la gran frecuencia de estas enfermedades que son, por otra parte, raras veces mortales para figurar en una nomenclatura abreviada de las causas de defunción.

T E R i w

r

ION DE TRIO PARA

• 1 Con sentimiento vemos que las ciudades inglesan, cuya estadística ncsológica es aderrás tan interesante, din cada semana solamente el número d e fallecimientos por difteria, de cuya c!fra están Í xclu'tdas las defunciones por crup. De esta distinción arbitraria resulta que no se puede tener una idea exacta de la frecuencia de esta causa de defunción en Inglaterra, según esos datCB hebdomadarios.

l i l i . — E N F E R M E D A D E S D E L S I S T E M A N E R V I O S O Y D E LO< N O S D E LOS S E N T I D O S . 3 ? NOMENCLATURA.—Lista de las enfermedades que consideramos en este | ( capítulo: I I . — E N F E R M E D A D E S DEL SISTEMA NERVIOSO Y DE LOS ÓRGANOS DE LOS SENTIDOS. 38.

3940. 41. 42. 4344. 4546. 4748. 495051-

52. 53. 54.

Encefalitis. Meningitis simple. Ataxia locomotriz progresiva. Atrofia muscular progresiva. Congestión y hemorragia cerebrales. Reblandecimiento cerebral. Parálisis sin causa indicada. Parálisis general. Otras formas de enagenación mental. .Epilepsia. Eclampsia (no puerperal). Convulsiones de los niños. Tétanos. Corea

.

j A Histeria. Otras enfermedades del sistema nervioso- D Neuralgia. ( C Otras. Enfermedades de los ojos. Enfermedades de las orejas.

Esta nomenclatura es casi idéntica á la de Italia, excepto algunos títulos un poco recargados; sin embargo, Italia coloca, en otra parte la atrofia muscular progresiva, cuyo origen nervioso es indiscutible. No tiene título reblandecimiento cerebral, 110 obstante la gran frecuencia de esta enfermedad. La nomenclatura que proponemos se parece mucho á las de Farr, de Berlín y de Bruselas: á ejemplo de Farr hemos dedicado un título especial á la corea; sin embargo, la nomenclatura de Berlín confunde esta enfermedad con la epilepsia, y la de Bruselas la confunde con la ataxia locomotriz; pero es de tal manera diferente de estas dos enfermedades, que un título especial nos ha parecido muy justificado, á pesar de la rareza de su mortalidad. Debe conservarse el título de parálisis sin causa indicada; en efecto, la parálisis es frecuentemente iudicada como causa de muerte, aunque propiamente hablando 110 sea más que un síntoma; pero sucede con frecuencia, en las defunciones, que el médico no puede asegurar más que la parálisis, sin que pueda determinar si es debida á la apoplejía ó al reblandecimiento cerebral. Puede ser ventoj oso en las nomenclaturas abreviadas reunir estas tres causas de muerte en un solo grupo. E l título convulsiones figura en todas las nomenclaturas, aparece siempre muy recargado á causa de la dificultad de llegar á la enfermedad que las ha producido: este título debe, pues, ser conservado. Tal vez podría haber alguna ventaja en crear el título mielitis, á ejemplo de la nomenclatura italiana, en lugar de confundir esta enfermedad bajo el título • de "otras enfermedades del sistema nervioso." 2A NOMENCLATURA.—Reunimos la encefalitis con la meningitis simple. WIYERSffiAÍ K NUEVO tiírt MIWTKA !¿Hí¥ntS!ttSl

vamos la ataxia locomotriz, á pesar dejai rareza, porque esta enferparece aumentar en frecuencia. No hay inconveniente en reunir la apoplejía y el reblandecimiento cerebral,; estas dos enfermedades son frecuentemente difíciles de distinguir una de otra, y generalmente marchan juntas La parálisis sin causa indicada, depende casi siempre de una ó de otra de estas enfermedades, así es que debe estar reunida en el mismo grupo. Se pueden reunir las convulsiones con la eclampsia no puerperal, sobre todo en una estadística en que se anota la edad en la mortalidad. I ? NOMENCLATURA.—La apoplejía y el reblandecimiento deben conservarse en razón de su frecuencia; lo mismo debe hacerse para la meningitis y las convulsiones: las cifras, inscritas bajo estos dos títulos serán unas veces incompletas; otras, por el contrario, aumentadas en cierto grado por las meningitis tuberculosas, en las cuales el mádico no habrá distinguido sino lá inflamación en las meninges, sin reconocer ó declarar la naturaleza tuberculosa: de aquí viene la necesidad ya indicada más arriba de conservar el título "tuberculosis de las meninges, 1 ' aun tratándose de-una nomenclatura muy abreviada: juntando estos tres títulos, se tendrá un total cuyo valor será el mismo en todos los países. NOMENCLATURA DE LAS ENFERMEDADES QUE SON CAUSAS DE PARA EL T R A B A J O . — I m p o r t a mucho poner en claro el título "otras

INCAPACIDAD

enfermedades dei sistema nervioso." haciendo* tres subtítulos distintos: "A: histeria; B: neuralgia; C: otras." E n efecto, la histeria por una parte, la neuralgia por otra, causan un gran número de entradas en el hospital; aun en la nomenclatura más compendiada deben figurar estas dos enfermedades. Inscribimos allí también las enfermedodes de los ojos (ó del oído), que raras veces causan la muerte, pero que son muy frecuentemente causas de incapacidad para el trabajo: su estadística será comparada con fruto cou uno de los achaques más crueles y de los más fáciles de enumerar: con la ceguera.

ENTf

III.—ENFERMEDADES DEL APARATO CIRCULATORIO. Lista de las enfermedades que consideramos en este capítulo: I I I . — E N F E R M E D A D E S DEL APARATO CIRCULATORIO.

55. 56. 57. 58. 59. 60. 61. 62. 63. 64. 65. 66.

Pericarditis. Endocarditis. Enfermedades orgánicas del corazón. Angina de pecho. Afecciones de las arterias, ateroma, aneurisma, etc. Embolia. Várices, úlceras varicosas, hemorroides. Flebitis y otras afecciones de las venas. Linfangitis. Otras afecciones del sistema linfático. Hemorragias. Otras afecciones del aparato circulatorio.



Esta nomenclatura, un poco más larga que la de Italia, de Bruselas, de Ber-

lín y del Congreso de 1855, se-parece mucho más á la de William F a r n diferencia sensible consiste en que nosotros 110 establecemos el título síncou más frecuentemente esta palabra significa muerte súbita sin causa conocida, que figura en nuestra nomenclatura entre las enfermedades incompletamente determinadas. 1* NOMENCLATURA.—No conservamos más que el título siempre muy recargado de enfermedades orgánicas del corazón; y como enfermedad, pero 110 como causa de muerte, el título Várices.

IV.—ENFERMEDADES DEL APARATO

RESPIRATORIO.

3 ? NOMENCLATURA.—Lista de las enfermedades que consideramos en este capítulo: IV.

E N F E R M E D A D E S DEL APARATO RESPIRATORIO.

67. Enfermedades de las fosas nasales. 68. Afecciones de la laringe ó del cuerpo tiroide. 69. Bronquitis aguda. 70. Bronquitis crónica. 71. Bronco-neumonía. 72. Neumonía. 75. Pleuresía. 74. Congestión y apoplejía pulmonares. 75. Gangrena del pulmón. 76. Asma y enfisema pulmonar. 77. Otras enfermedades del aparato respiratorio (exceptuando la tisis). Es muy importante la distinción entre la bronquitis aguda y la bronquitis crónica; estas dos enfermedades están, con justicia, separadas en la nomenclatura de Berlín, porque son sensiblemente diferentes. Hemos creado un título especial para la b>onco-neumonía, enfermedad intermedia entre la bronquitis aguda y la neumonía; se Ies puede reunir, pero entonces es necesario redactar el título de este modo: "Neumonía y bronco-neumonía," sin lo cual 110 se sabría si la bronco-neumonía ha sido contada con la bronquitis aguda ó con la neumonía. Así es como se consideraba en otro tiempo en la estadística de París, pero se ha heelio esta distinción á instancias de varios médicos eminentes. La nomenclatura de Berlín posee aún un título muy recargado, sobre todo en las edades extremas, y que es llamado Lungenlcehmung {Paralysis pulmotium). Esta palabra 110 figura en la Terminología de Maxwell, y las palabras "parálisis de los pulmones" 110 son empleadas por los autores franceses: corresponden á lo que nosotros llamamos congestión y apoplejía pulmonares, título que se encuentra en la nomenclatura italiana. Debería crearse tal vez un título especial para el enfisema pulmonar, á ejemplo de las nomenclaturas alemana y suiza; sin embargo, como en la nomenclatura inglesa confundimos el enfisema con el asma, porque es necesario un examen muy atente para distinguir estas dos enfermedades, que no se puede negar que son de naturaleza muy diferente. La nomenclatura de Bruselas confunde el asma y la angina de pecho, confusión que nos parece lamentable. 2A NOMENCLATURA.—Reunimos aquí las enfermedades de las fosas nasales

vamos la ataxia locomotriz, á pesar dejai rareza, porque esta enferSd' parece aumentar en frecuencia. No hay inconveniente en reunir la apoplejía y el reblandecimiento cerebral,; estas dos enfermedades son frecuentemente difíciles de distinguir una de otra, y generalmente marchan juntas La parálisis sin causa indicada, depende casi siempre de una ó de otra de estas enfermedades, así es que debe estar reunida en el mismo grupo. Se pueden reunir las convulsiones con la eclampsia no puerperal, sobre todo en una estadística en que se anota la edad en la mortalidad. I ? NOMENCLATURA.—La apoplejía y el reblandecimiento deben conservarse en razón de su frecuencia; lo mismo debe hacerse para la meningitis y las convulsiones: las cifras, inscritas bajo estos dos títulos serán unas veces incompletas; otras, por el contrario, aumentadas en cierto grado por las meningitis tuberculosas, en las cuales el mádico no habrá distinguido sino lá inflamación en las meninges, sin reconocer ó declarar la naturaleza tuberculosa: de aquí viene la necesidad ya indicada más arriba de conservar el título "tuberculosis de las meninges," aun tratándose de-una nomenclatura muy abreviada: juntando estos tres títulos, se tendrá un total cuyo valor será el mismo en todos los países. NOMENCLATURA DE LAS ENFERMEDADES QUE SON CAUSAS DE PARA EL T R A B A J O . — I m p o r t a mucho poner en claro el título "otras

INCAPACIDAD

enfermedades dei sistema nervioso." haciendo* tres subtítulos distintos: "A: histeria; B: neuralgia; C: otras." E n efecto, la histeria por una parte, la neuralgia por otra, causan un gran número de entradas en el hospital; aun en la nomenclatura más compendiada deben figurar estas dos enfermedades. Inscribimos allí también las enfermedodes de los ojos (ó del oído), que raras veces causan la muerte, pero que son muy frecuentemente causas de incapacidad para el trabajo: su estadística será comparada con fruto cou uno de los achaques más crueles y de los más fáciles de enumerar: con la ceguera.

ENTf

III.—ENFERMEDADES DEL APARATO CIRCULATORIO. Lista de las enfermedades que consideramos en este capítulo: I I I . — E N F E R M E D A D E S DEL APARATO CIRCULATORIO.

55. 56. 57. 58. 59. 60. 61. 62. 63. 64. 65. 66.

Pericarditis. Endocarditis. Enfermedades orgánicas del corazón. Angina de pecho. Afecciones de las arterias, ateroma, aneurisma, etc. Embolia. Várices, úlceras varicosas, hemorroides. Flebitis y otras afecciones de las venas. Linfangitis. Otras afecciones del sistema linfático. Hemorragias. Otras afecciones del aparato circulatorio.



Esta nomenclatura, un poco más larga que la de Italia, de Bruselas, de Ber-

lín y del Congreso de 1855, se-parece mucho más á la de William F a r n diferencia sensible consiste en que nosotros 110 establecemos el título síncou más frecuentemente esta palabra significa muerte súbita sin causa conocida, que figura en nuestra nomenclatura entre las enfermedades incompletamente determinadas. 1* NOMENCLATURA.—No conservamos más que el título siempre muy recargado de enfermedades orgánicas del corazón; y como enfermedad, pero 110 como causa de muerte, el título Várices.

IV.—ENFERMEDADES DEL APARATO

RESPIRATORIO.

3 ? NOMENCLATURA.—Lista de las enfermedades que consideramos en este capítulo: IV.

E N F E R M E D A D E S DEL APARATO RESPIRATORIO.

67. Enfermedades de las fosas nasales. 68. Afecciones de la laringe ó del cuerpo tiroide. 69. Bronquitis aguda. 70. Bronquitis crónica. 71. Bronco-neumonía. 72. Neumonía. 75. Pleuresía. 74. Congestión y apoplejía pulmonares. 75. Gangrena del pulmón. 76. Asma y enfisema pulmonar. 77. Otras enfermedades del aparato respiratorio (exceptuando la tisis). Es muy importante la distinción entre la bronquitis aguda y la bronquitis crónica; estas dos enfermedades están, con justicia, separadas en la nomenclatura de Berlín, porque son sensiblemente diferentes. Hemos creado un título especial para la b>onco-neumonía, enfermedad intermedia entre la bronquitis aguda y la neumonía; se Ies puede reunir, pero entonces es necesario redactar el título de este modo: "Neumonía y bronco-neumonía," sin lo cual 110 se sabría si la bronco-neumonía ha sido contada con la bronquitis aguda ó con la neumonía. Así es como se consideraba en otro tiempo en la estadística de París, pero se ha heelio esta distinción á instancias de varios médicos eminentes. La nomenclatura de Berlín posee aún un título muy recargado, sobre todo en las edades extremas, y que es llamado Lungenlcehmung {Paralysispulmotium). Esta palabra 110 figura en la Terminología de Maxwell, y las palabras "parálisis de los pulmones" 110 son empleadas por los autores franceses: corresponden á lo que nosotros llamamos congestión y apoplejía pulmonares, título que se encuentra en la nomenclatura italiana. Debería crearse tal vez un título especial para el enfisema pulmonar, á ejemplo de las nomenclaturas alemana y suiza; sin embargo, como en la nomenclatura inglesa confundimos el enfisema con el asma, porque es necesario un examen muy atente para distinguir estas dos enfermedades, que no se puede negar que son de naturaleza muy diferente. La nomenclatura de Bruselas confunde el asma y la angina de pecho, confusión que nos parece lamentable. 2A NOMENCLATURA.—Reunimos aquí las enfermedades de las fosas nasales

í»—

•—

16

$

(K

& laringe y el cuerpo tiroide, porque estas diversas enfermedades cau*as veces la muerte, para que sea necesario diferenciarlas en u n a nomenA, abreviada. ,a neumonía y la bronco-ueumonía, siendo enfermedades muy vecinas, las reunimos bajo un mismo título. . . 3o NOMENCLATURA.—Nosotros no distinguimos más que la bronquitis aguda, la bronquitis crónica y en fin la neumonía y la brouco-neumonía, porque estas tres causas de muerte son las más frecuentes. Las otras enfermedades del aparato respiratorio, excepto la tisis, forman u n cuarto título.

17 PARA E L T R A B A J O . — D a m o s lugares distintos á la a n g i n a no diftérica y á las afecciones del ano> como abscesos, fístulas, etc., en razón del gran número de entradas que causan en el hospital. Por Otra parte, estas enfermedades raras veces causan la muerte y pueden 110 ser mencionadas de una manera especial en u n a nomenclatura de las causas de defunción.

VI—ENFERMEDADES DEL APARATO GÉNITO-URINARIO Y DE SUS ANEXOS.

V.—ENFERMEDADES

DEL APARATO

DIGESTIVO. #

3 ? NOMENCLATURA.—Lista de las enfermedades que consideramos e n este capítulo. V . — E N F E R M E D A D E S DEL APARATO DIGESTIVO.

78. 7980. 81. 82. 8384. 8586.

87. 88.

89. 90. 91. 92. 9394. 95-

Afecciones de la boca y de sus anexos. Afecciones: A — D e la faringe. B — D e l esófago. Ulcera del estómago. Otras afecciones del estómago (se exceptúa el cáncer). Diarrea y gastro-enteritis infantil, atrepsia. Diarrea y enteritis. Disentería. Parásitos intestinales. Hernias, obstrucciones intestinales. Otras afecciones del intestino. Icteria grave. T u m o r hidático del hígado. Cirrosis del hígado. " Cálculos biliares. Otras afecciones del hígado. Peritonitis inflamatoria (se exceptúa la puerperal). Otras afecciones del aparato digestivo (exceptuándose cáncer y tubérculos) Flemón de la fosa iliaca.

Esta nomenclatura se parece mucho á la de Berlín y á la de Italia; es un poco más corta que la nomenclatura inglesa; es u n a especie de compromiso entre estas tres nomenclaturas. 2? NOMENCLATURA.—Reunimos las enfermedades de la boca, de la faringe y del esófago, por su rareza relativa como causas de muerte, y por tener su sitio en la parte superior del tubo digestivo. La disentería está reunida á la diarrea. L a icteria grave, el tumor hidático del hígado y los cálculos biliares, siendo raras veces causas de muerte, no deben tener encabezados distintos, por lo que son reunidos á otras afecciones del hígado. NOMENCLATURA—La diarrea, la obstrucción intestinal y la cirrosis son causas de muerte tan frecuentes, que se les debe conservar títulos distintos, aun en las nomenclaturas más compendiadas. NOMENCLATURA DE LAS ENFERMEDADES QUE SON CANSAS DE

INCAPACIDAD

3 ? NOMENCLATURA.—Lista de las enfermedades que consideramos en este capífulo. V I . — E N F E R M E D A D E S DEL APARATO GÉNITO-URINARIO Y DE SUS ANEXOS.

96. N e f r i t i s aguda. 97- Mal de Briglit. 98. Perinefritis y absceso perinefrítico. 99. Cálculos renales. 100. Otras enfermedades de los ríñones y de sus anexos. 101. Cálculos vesicales. 102. Enfermedades de la vejiga. 103. Enfermedades de la uretra (abscesos uriuosos, etc.) 104. Enfermedades de la próstata. 105. Enfermedades del testículo y de sus envolturas. 106. Otras enfermedades de los órganos genitales del hombre. 107. Abscesos de la pelvis. 108. Hematocele per i-uterina. # Metritis. 109. Hemorragias (no puerperales) Enfermedades 110. T u m o r e s no cancerosos. del útero. 111. Otras enfermedades, ó no especificadas. 112. IT Quistes y otros tumores del ovario. 3114. Otras enfermedades de los órganos genitales de la m u j e r . " 5 - Enfermedades no puerperales de la mamila (excepto el cáncer.) La nomenclatura de las enfermedades dé los órganos urinarios es casi la misma en todos los países. A ejemplo de Italia y de Suiza lio hemos creado título especial para la uremia, porque 110 constituye u n a enfermedad distinta, sino solamente u n a consecuencia del mal de Briglit. Como puede también resultar de enfermedades de la vejiga, la nomenclatura inglesa y la de Berlín le h a n señalado, tal vez con razón, 1111 título distinto. Las enfermedades de los órgauos genitales del hombre, en n i n g u n a otra nomenclatura están más detalladas de lo que lo están en la nuestra, y en ella, sin embargo, uo tenemos sino dos títulos. Las enfermedades de los órganos genitales de la m u j e r dau lugar á mayores dificultades para su división: á ejemplo de la nomenclatura inglesa formamos u n título distinto para los abscesos de la pelvis. Los quistes del ovario merecen 1111 título especial. Dedicamos también títulos especiales á las enfermedades del útero más frecuentes: la metritis (ó más bieu el conjunto de enfermedades que un examen superficial confunde bajo este nombre); la-hemorragia (110 puerperal), y en fin, los tumores (110 cancerosos) que están situados frecuentemente en este ór3

v

^

c

JL

u

19 ciencia actual' es referir á un principio de infección un gran número de accidentes que en otro tiempo s e V ^ a n independientes de la fiebre puerperal. La ciencia 110 ha decidido este punto; los estadistas tienen el deber de caminar con prudencia y solamente crear títulos especiales para los accidentes más frecuentes. Más tarde, cuando se sepa á qué atenerse, será siempre posible reunir las cifras que se encuentren en cada uno de estos títulos. E n consecuencia, proponemos títulos especiales: i°, para la septicemia; 2°, para la flebitis; 3",. para la metro-peritonitis; 4° para la albuminuria y la eclampsia puerperales, enfermedades que tal vez no sean idénticas; 50. para la phlegmatia alba dolens; 6o, para otros accidentes.. • Deb^n dejarse reunidos estos diferentes títulos mejor que transportarlos á las enfermedades infecciosas; 110 sabemos, en efecto, cuáles son las positivamente microbianas; algunos médicos á todas les aplican este epíteto; nadie sabría precisar hasta qué punto les dará la razón el porvenir. T Por otra parte, muchos diagnósticos quedan incompletos en la práctica: á muchas mujeres se les atribuye como causas de muerte "accidentes del puerperio," sin que nada indique si realmente una infección ha sido la causa de muerte. Se puede asegurar que las cifras colocadas al final de los títulos que acabamos de crear serán todas incompletas; pero el título "otras é indeterminadas," mostrará hasta qué grado son inferiores á la verdad. E11 consecuencia, importa mucho que este título explicativo esté cerca de aquellos que completa.

18 g a n o . E s t a s diferentes enfermedades figuran en la nomenclatura italiana, pero están confundidas en el mismo paréntesis. L a s otras enfermedades del útero son c o n f u n d i d a s bajo 1111 título general.

«Pi? 5

A ejemplo de la nomenclatura italiana, nosotros citamos las enfermedades (110 puerperales) de la mamila, después de las enfermedades de los órganos genitales de la mujer. 2a y NOMENCLATURAS—La nefritis aguda y el mal de Bright que muchos médicos confunden en la práctica bajo el nombre muy compendiado de''nefritis," de suerte que no se sabe si se trata de nefritis aguda ó de nefritis crónica, son enfermedades muy importantes para que dejen de figurar en las nomenclaturas a u n más compendiadas. A los cálculos renales difícilmente se les distingue de los cálculos vesicales y á éstos se les distingue mal de las otras enfermedades de la vejiga: adoptamos, pues, para las nomenclaturas compendiadas, el siguiente título: "Otras enfermedades de los ríñones, de la vejiga y de sus anexos." Las enfermedades de los órganos genitales de la mujer, confundidas en la mayor parte de las nomenclaturas en dos ó tres títulos, pueden reunirse en un solo título aun en las nomenclaturas compendiadas.

0

; s

:L

NOMENCLATURA DE LAS ENFERMEDADES OUE SON CAUSAS DE INCAPACIDAD PARA EL TRABAJO.—La blenorragia, que 110 causa casi jamás la muerte, á lo me-

ESTI

nos por sus consecuencias inmediatas, se lia debido eliminar de la nomenclatura de las causas de defunción, pero debe figurar en la nomenclatura de las enfermedades, aun en las más compendiadas. La leucorrea no es más que u n síntoma, pero sucede frecuentemente que se cita como enfermedad de la mujer, sin que el médico conozca ó indique su causa execta. E s preciso crear para esta enfermedad 1111 título especial.

NOMENCLATURAS ABREVIADAS.—No pueden contar más que dos títulos: i ° , enfermedades septieémicas ó consideradas como tales, cuya lista deberá adjuntarse; 2 o , otras enfermedades puerperales. NOMENCLATURA DE LAS ENFERMEDADES QUE SON CAUSAS DE INCAPACIDAD PARA EL TRABAJO.—Hay que hacer una adición evidentemente indispensable, y

es el parto normal, que por definición 110 causa la muerte, pero que no por esto deja de ser una causa de incapacidad para el trabajo. Este título deberá figurar' aun en las nomenclaturas más compendiadas.

*1

VIII.—ENFERMEDADES DE LA P I E L Y DEL TEJIDO CELULAR.

VII.—AFECCIONES PUERPERALES.

3A NOMENCLATURA.—Lista ele las enfermedades que consideramos en este capítulo:

Lista de las enfermedades que consideramos en este capítulo: VII.—AFECCIONES

116. 117. 118.

IERI ION ORIO

li- *

PUERPERALES.

119.

Accidentes del embarazó., Hemorragia puerperal. Otros accidentes del parto. „ . ^ \ A. Septicemia puerperal. Septicemia puerperal. ( B F l c b i t i s p u e r p e r a l .

120. 121. 122. 123. 124..

Metro-pefitonitis puerperal. Albuminuria y eclampsia puerperales. Plilegmatia alba dolens puerperal. Otros accidentes puerperales (muerte repentina). Enfermedades puerperales de la mamila.

VIII. 125. 126. 127. 128. 129. .

^

Por nuestra parte distinguimos: i", los accidentes del embarazo; 2", los del parto; 3", los que pueden sobrevenir después del parto. Varias nomenclaturas han creado un título especial para el embarazo e x t r a u t e r i n o ; este fenoineno es muy raro para merecer u n título especial. La hemorragia puerperal, por el contrario, es un accidente frecuente. . Aún 110 se lian trazado los límites exactos de la septicemia puerperal; la ícn-

ENFERMEDADES DE LA PIEL Y DEL TEJIDO CELULAR.

Erisipefa. Gangrena. Antrax. Flemón, absceso caliente. Otras enfermedades de la piel y de sus anexos (excepto el cáncer).

La erisipela, el ántrax y aun el flemón, son ahora clasificados como enfermedades infecciosas; pero como estas enfermedades sólo afectan la piel y sus anexos, no hay ninguna ventaja en clasificarlas como enfermedades generales, porque 110 son enfermedades generales. Esto es lo que hacen todas las nomenclaturas en lo que concierne al ántrax y el flemón: son mucho menos unánimes en lo que concierne á la erisipela. Por otra parte, las cifras que conciernen á esta enfermedad son siempre incompletas, jorejue frecuentemente no es sino una complicación de una afección primitiva,

pmmm

"UFOttSO BEYES" MCmiHir.*^

21 pueden dejar subsistir nuestros cinco títulos, porque conciernen á enfermedades muy diferentes y no podría reumrseles bajo títulos más generales. I A N O M E N C L A T U R A . — E s t a s enfermedades no causan sino muy pocas defunciones, y pueden 110 mencionarse en una nomenclatura muy compendiada.

XI.

NOMENCLATURA.—Se

138. 139. 140.

XII.

141.



Debilidad congènita, icteria y esclerema. Falta de cuidados. Otras enfermedades especiales á la primera infancia.

N O M E N C L A T U R A D E LAS E N F E R M E D A D E S QUE SON CAUSAS D E INCAPACIDAD PARA-EL T R A B A J O . — U n a adición muy necesaria concierne a las enfermedades de

la piel. E s t a s enfermedades, extremadamente numerosas, son muy frecuentes pero no ¿ u s a n casi nunca la muerte. Las rnás^ comunes son as mencionar eu nomenclaturas de alguna extensión, como las tinas, las peladeras H a sarna. E s preciso agregar los chancros blandos, que no se deberán confundir con la infección sifilítica, á p e s a r á las relaciones que existen probablemente entre estas dos afecciones.

P R I M E R A INFANCIA;

VEJEZ.

Debilidad senil.

Los vicios de conformación aun congénitos, pùedeti caitsar la muerte niúclió inpo después de la primera infancia; así es que sería una falta no señalarles un oítulo separado.

; s |

:L

ú

JX.

ENFERMEDADES

DE

3? N O M E N C L A T U R A . — L i s t a

LOS

ORGANOS

DE

LA

LOCOMOCION.

capítulo:

ìOR SUS

E N F E R M E D A D E S DE LOS ÓRGANOS D E LA LOCOMOCIÓN.

XÍIL—MUERTES

Mal de Pott. 1 3 1 . Absceso frío y por congestión. 132. Otras afecciones de los huesos. 133. Tumores blancos. Ì34- Otras enfermedades de las articulaciones. * i35- Amputación. 136. Otras afecciones de los órganos de la loComocion130.

|

142.

las enfermedades de los huesos contamos separadamente el mal Pott á eiemplo de la nomenclatura italiana. Sin razón, á nuestro juicio, se clasificado esta enfermedad entre las tuberculosas, porque puede suceder que mal de Pott no sea tuberculoso. _ E n t r e las enfermedades de las articulaciones contamos por separado ios E n t r e

de lia el tu-

m o r e s ^ b l a n c ^ ^ ^ o b l i g a d o s á formular un título "amputación," por la negligencia de ciertos médicos. La amputación 110 es una enfermedad; y por consecuencia no es ni puede ser causa de defunción, puesto que por el contrario, es una operación destinada é impedir la muerte; pero sucede frecuentemente que los médicos, en lugar de dar á conocer la enfermedad que ha hecho necesaria la amputación, se limitan á inscribir la palabra "amputación."

X, XI, X I I . — V I C I O S D E C O N F O R M A C I O N . — E D A D E S

EXTREMAS.

Lista de las enfermedades que consideramos en estos capítulos: X.

137.

TRIO

VIOLENTAS.

Lista de las enfermedades que consideramos eu este capítulo; IX.

ESTJ

XLÍI.-MÜERTES

de las enfermedades que consideramos en este

V I C I O S D E CONFORMACIÓN.

Vicios de conformación,

143144. 145146. 1 4 7 .

148. 149. 150. 151. 152.

VIOLENTAD

' A por venenó. B por asfixia. C por estrangulación. D por sumersión. Suicidio... E por armas de fuego. F por instrumentos cortantes. G por precipitación de un lugar eievaadi H por machacara iento. I Otros, ó no especificados. Fracturas. Luxaciones. Otros traumatismos accidentales. | Quemaduras. Insolación y congelación. Sumersión accidental. Inanición. Absorción de gases deletéreos (se exceptúa el suicidio). Otros envenenamientos accidentales. Otras.

Todas las maneras de suicidio (veneno, asfixia, sumersión, traumatismo) se ientran eu la nomenclatura siu la circunstancia del suicidio: resulta que se de siempre, de este modo, por vía de adición, saber cuántos envenenamientos por ejemplo, causados por suicidio ó por otra causa. Los diferentes modos que causan la muerte violeuta son infinitos: hemos esdo los más frecuentes y hemos redactado los títulos en términos bastante geilés para clasificar sin dificultad los casos imprevistos, que no dejarán de prearse. N O M E N C L A T U R A S A B R E V I A D A S . — N o es preciso distinguir todos los modos

del suicidio en una nomenclatura abreviada; pero sí-es importante distinguir las defunciones por suicidio de las que son debidas-á otras violencias exteriores. NOMENCLATURA DE LAS ENFERMEDADES QUE SON CAUSAS DE INCAPACIDAD PARA EL T R A B A J O — L a cnlorsis debe ser evidentemente colocada al lado de la 111X3.010X1

El surmena^e (agotamiento nervioso ó por exceso de trabajo), causa muy frecuente de incapacidad para el trabajo, en los obreros 110 es sino muy raras veces u n a causa de defunción.

XIV.—ENFERMEDADES MAL

DEFINIDAS,

Sucede frecuentemente que el médico no puede conocer la causa primitiva de la muerte y se vcobligado á indicar como causa u n síntoma común a enfermedades m u y diversas: tal es el caso más frecuente, por ejemplo, de muerte súbita ¿Es una apoplejía, es la r u p t u r a de u n aneurisma, es u n a a n g i n a ae pecho, ó es otra la causa que ha producido la muerte súbita? E l medico, que nada puede saber en este caso, inscribe £ n la boleta de defunción las palabras muerte (súbita " Se privaría la estadística de datos dignos de Ínteres confundiendo estas defunciones con las enfermedades "desconocidas ó no especificadas." L s preciso, pues, reservarles algunos títulos, para lo cual proponemos los siguientes: XIV.

153. 154. I 55156. 157158. 259. 160. 161.

E N F E R M E D A D E S MAL DEFINIDAS.

Agotamiento, caquexia. Fiebre inflamatoria. Hidropesía. Asfixia, cianosis. Muerte súbita. T u m o r abdominal. Otros tumores. Lesión (Píate). Causas desconocidas ó 110 especificadas.

NOMENCLATURAS ABREVIADAS.—El título "hidropesía" debe ser conservado porque completa otros títulos, principalmente "enfermedades orgánicas del corazón " "cirrosis del hígado" y "nefritis." Hemos enumerado mas arriba algunos títulos importantes que completan el título "muerte súbita." Importa conservar también los títulos "tumores:" en la primera nomenclatura pueden desaparecer todas estas distinciones NOMENCLATURA DE LAS ENFERMEDADES OUE SON CAUSAS DE INCAPACIDAD PARA E L T R A B A J O . — D o s títulos importantes deben agregarse: ' el embarazo gas-

trico " que 110 es u n a enfermedad, pero que traduce frecuentemente el embarazo del médico, y las "enfermedades nulas," ó simuladas, título siempre m u y recargado en los hospitales civiles y militares.

REGLAS OUE SE DEBEN SEGUIR PARA LA CLASIFICACION DE LAS ENFERMEDADES EN LA NOMENCLATURA. D E L DICCIONARIO DE LAS ENFERMEDADES ANEXO X LA PRESENTE NOMEN-

CLATURA,— No basta que u n a nomenclatura sea uniforme} es preciso ( ! I I l l 1 Aí>

28. Cirrosis del hígado.

.SEGUNDA NOMENCLATURA.

TERCERA

NOMENCLATURA.

(Mu? abreviada)

f

í

.. n 1 nr.

60. Cirrosis del hígado.

29. Otras enfermedades del 61. Otras afecciones del hígado. hígado. 62. Peritonitis inflamatoria (exceptuada la puerperal). 63. Otras afecciones del aparato digestivo (excepto cáncer y tubérculos).

85. Parásitos intestinales. 86. Hernias,obstrucciones intestinales. A. Otras afee-' 87. Otras ciones del afecciointestino. nes del B. Afecciones intestidelano,físno hdas estercorales. 88. Ieteria grave. 89. Tumor hidático del hígado. 9 0 . CÍITOSÍS del hígado. 91. Cálculos biliares. 92. Otras afecciones del hígado. 93. Peritonitis inflamatoria (exceptuada la puerperal). 94. Otras afecciones del apa- • rato digestivo (excepto cáncer y tubérculos). 95. Flemón de la fosa ilíaca.

11—Enfermedades del apa- VI-Enfermedades del apararalo genito-urinario y de to génüo-urinario y desús sus anexos. anexos. 30. Nefritis y mal de Bright, 64. Nefritis y mal de Bright.

96. Nefritis aguda. 97. Mal de Bright. 98. Nefritis y absceso perinefrítico. 99. Cálculos renales. 31. Otras enfermedades de los 65. Otras enfermedades délos 100. Otras enfermedades de ríñones, de la vejiga y ríñones, de la vejiga y los ríñones y sus anexos de sus anexos. de sus anexos. 101. Cálculos vesicales. 102. Enfermedades de la vejigaA .Blenorragia en el 103. Enfermeda hombre. des de la B. Otras (esuretra. trechamientos, abscesos, ete.) 104. Enfermedat es de la próstata. 105. Enfermedades del test ícu lo y sus envolturas.— Orquitis. 106. Otras enfermedades de los órganos genitales del hombre. 107. Abscesos de la pelvis. 108. Hematocele periuterina. 66. Metritis y Leucorrea 109. Metritis. 110. Hemorragias (no puerperales) del útero. I U , Tumores no cancerosos

.

del útero; 112. Otras enfermedades del útero. 113. Quistes y otros tumores del ovario. A. Blenorragia 114. Otras enfer67. Blenorragia. 32. Blenorragia. de la medades de (¡8. Otras enfer33. Tumores no cancerosos y mujer los órganos medades de del hombre otras enfermedades de los genitales de B. Leucolos órganos de la mujer. órganos genitales de la la mujer. rrea. genitales. mujer. „ C. Otras. 115. Enfermedades no puerperales de la mamila (excepto cáncer). VII—Estado

VII— Estado

puerperal.

puerperal.

69. Accidentes del embarazo. 116. Accidentes del embarazo. 116 bis. Parto normal. 70. Parto normal. 117. Hemorragia puerperal. 118. Otros accidentes del parto A. Septice35. Septicemia puerperal (fie- il. Septicemia puerperal (fiemia puer bre, peritonitis, flebitis bre, peritonitis, flebitis, 119. Septicemia peral, puerperales. puerperales). puerperal B. F l e b i t i s puerperal. 120. Metro-peritonitis puerperal. 121. Albuminuria y eclampsia puerperales. 122. Phlegmatia alba dolens puerperal. 36. Otros accidentes puerpe- ?2. Otros accidentes puerpe- 123. Otros accidentes puerperales.—Muerte súbita. rales. perales. 124. —Enfermedades puerperales de la mamila.

34. Parto normal,

de la piel VIII—Enfermedades de la VIII-Enfermedades y del tejido celxdar. piel y del tejido celular. 73. 74. 75. 76. 37. Enfermedades

de la piel.

Erisipela. Gangrena. Antrax, Divieso. Flemón, absceso caliente.

125. Erisipela. 126. Gangrena. 127. Antrax, Divieso. 128. Flemón, absceso caliente.

í A. Chancros f A. Chancros blandos. blandos. B. Tina fa77. Otras enfer- B. Tinas y vosa. peladas. 129. Otras enmedades de TiñatonC. la piel y sus C. Sarnas. fermeda8urante; anexos (ex- D. Otras endes de la tricoficia fermedacepto cánpiel y sus Peladas. des de la cer). anexos Sama. piel y sus (excepto Otras enanexos. cáncer.) medades déla piel y sus anexos,

BEÍVTKÍDM & R,i :V0 u IIBLUMCA UIIIV' SITARÍA

"AlfOHSO mtS"

TRIO

**4«.U1$

«0NTF

'KWf

30

I

^ P R I M E R A N O M E N C L A T U R A , FL

PRIMERA

NOMENCLATURA.

SEGUNDA

NOMENCLATURA.

TERCERA

NOMENCLATURA.

¿I

S E G U N D A NOMENCLATURA.

TERCERA

NOMENCLATURA.

(Muy a b r e v i a d a . )

(Mny a b r e v i a d a . )

IX—Enfermedades de los ór- IX—Enfermedades de los órganos de la locomoción. ganos de la locomoción. 78. Mal de Pott, 79. Afecciones de los huesos. 80. Enfermedades) A. AHriele las articu- r fe. iaeiones. ) Otras. 811 Amputación. 82. Otras afecciones de los órganos de la locomoción.

X-Vicios

de coformación.

130. Mal de Poti. 131. Absceso frío y por congestión. 13?; Otras afecciones de los huesos. 133. Tumores blancos. 134. Otras enfer- j A A r ( i ¿ medades d e l tís las articula- B o t r a s < ciones. J 135. Amputación. 136. Otras afecciones de los órganos de la locomoción

41. Otras muertes violentas.

X—Vicios de conformación, j

38. labilidad congenita y vi- 83. Vicios de conformación. cios de conformación. XI_Prímera ¿nfanckl.

137. Vicios de conformación, Xl-Primera infancia.

m 84. Recién nacidos, niños de. 137 bis. Recién nacidos, niños pecho salidos del hospital de pecho salidos del 8 sin luiber estado enferhospital sm haber eslado enfermos. 1nos¡ 85 Debilidad congènita, iete- 138. Debilidad congènito,icteria y esclerema. ria y esclerema, 86 Falta de cuidados. 139. Falta de cuidados. 87 Otras enfermedades espe- 140. Otras enfermedades especiales á la primera infftnciales á la primera íncia. fancia. XII—

XII-Vejes. 39. Debilidad senil.

49. Suicidio.

Vejez.

88. Debilidad senil.

141. Debilidad senil.

XIII—Afecciones producidas por causas exteriores.

XIII—Afecciones producidas por causas exteriores.

89. Suicidio ó tentativa suicidio.

90. Fracturas, luxaciones y .143. Fracturas. otros traumatismos. 144. Entorsis y í A. Entorsis luxaciones { B. Luxación 145. Otros traumatismos accidentales. í A. por el fuego 14G. Quema- | B. por s u b s 91. Quemaduras. duras. ¡ tancias QO[ rrosivas. 147. Insolación y congelación 148. Sumersión accidental. 92. Sumersión accidental. 149. Surmenage (agolamien to nervioso A. Surmeó por excenage. so de tra- B. I n a n i bajo). i ción. 150. Absorción de gases deletereos (exceptuándose el suicidio). 93. Otras violencias exteriores 151. Otros envenenamientos Envenenamientos agudos accidentales. 152. Otras violencias exteriores. XIV— Enfermedades finidas.

42. Embarazo

gástrico.

94. Embarazo

mal de- XIV—Enfermedades finidas.

gástrico.

153. Agotamiento, caquexia, f A. Embarazo 154. F i e b r e . ] ^

155. 156. 157. 96. Muerte súbita. 158. 97. Tumor abdominal. 159. 98. Otros t umores. 43. Otras enfermedades. 100. 44. Enfermedades doscono?i- 99. Enfermedades desconoci- 161. das ó nulas. das ó no especificadas. 95. Hidropesía.

mal de-

flamatoria. Hidropesía. Asfixia, cianosisi Ü-Muerte súbita. Tumor abdominal. Otros tumores. Lesión (plaie). Enfermedades desconocidas ó no especificadas.

A. por el veneno. Figuran con letra bastardilla las enfermedades que deben hacer parte de una estadística B. por asfixia. de casos de enfermedad, pero no de una estadíst ica de causas de muerte. C. por estranPuede suceder que uua enfermedad muy frecuente cause rara vez la muerte, debe, pues, gulación. figurar en -una nomenclatura completa- de Jas caits-js de muerte sin que sea indispensable D. por sumerqïie conste en una nomenclatura incompleta de las causas de muerte; pero deberá quedar sión. ineluida en una nomenclatura, aun incompleta de los casos de enforiuedad. En este caso E. por armas queda impresa con letra bastardilla en la primera y en la segunda nomenclaturas y no en de fuego. | de 142. Suicidio la tercera. ó tenta- \ F. por instrutiva de ¡> mentos +;,'« Aa cortantes. suicidio O. por precipitación de un lugar elevado. II. por machacamiento. OWPWSIDAD m w rm urcr I. por o t r o s medios. ! l

usuerai:

"ALFOí .YES* • 'r \625 BÛSTïKêfY itóíf?

33

Desarrollo k los títulos de la Nomenclatnraflelas enfermeflafles. 3A NOMENCLATURA.

CUADRO que indica los sinónimos y enfermedades conexas colocadas bajo cada título, con indicación de las enfermedades que deben ser consideradas como complicaciones de enfermedades principales.

Enfermedades Generales. I.—ENFERMEDADES

difteria de la conjuntiva, la difteria bucal, etc.—Bronquitis s e u d o - m e m b r a n o s a — Laringitis seudo-membranosa.— L a r i n g i t i s maligna.— Parálisis difterítica. No comprender: C r u p estriduloso (68).—Crup espasmódico (68).—Falso crup (68). Complicaciones frecUmtes: Neumonía.—Albuminuria.—Parálisis. 9- GRIPA.—Comprender bajo este título: Influenza. — Neumonía gripal.-« Bronquitis ó bronco-neumonía gripal. 10. SUDOR MILIAR.— Comprender bajo este título: Sudor.— Fiebre miliar. 11. COLERA ASIÁTICO.—Comprender bajo este título: Cólera i n d i a n o . - C ó l e ra (sin epíteto).—Cólera morbo.— Cólera epidémico. 12. CÓLERA NOSTRAS.— Comprender bajo este título: Cólera esporádico.— Colerina.—Cualquiera afección (diarrea, disentería, enteritis, tifo, etc.) acompañada del epíteto " e d e r i f o r m e . " No comprender: Cólera de los niños (82).—Cólera estibiado (151).—Cólera h e m i a r i o (86). 13. O T R A S AFECCIONES EPIDÉMICAS.— Comprender bajo este título: Peste.— Fiebre amarilla.—Fiebre eruptiva ó exantemática.— E n f e r m e d a d zimòtica. - O r e j o n e s . - Rubeola.— Acrodinia.— Varicela y cualquiera otra afección epidémica q u e 110 esté especificada en la nomenclatura. No comprender: Disentería epidémica (84). — Meningitis cerebro-espinal epidémica (39). N. B.—En caso en que una de estas epidemias estalle será necesario redoblar el título á que pertenezca.

EPIDÉMICAS. II.—OTRAS ENFERMEDADES

1. F I E B R E TIFOIDEA.—Comprender bajo este título: dotiuenteria.—Fiebre mucosa, ó continua, ó atáxica, ó adinámica.—Tifo abdominal. Complicaciones frecuentes: Neumonía.—Congestión pulmonar.—Perforación intestinal.—Peritonitis.—- Hemorragia intestinal.— Escaras.— Albuminuria. No comprendet: Adinamia (154).—Ataxo-adinamia (154).—Neumonía tifoidea (72). 2. TIFO.—Comprender bajo este título: Fiebre petequial.—Tifo exantemático. No comprender: T i f o abdominal (1). 3. ESCORBUTO.—Comprender bajo este título: P ú r p u r a hemorrágica.—Enfermedad de WerlliofF. 4. VIRUELA.—Comprender bajo este tífulo: Viruela loca.—Varioloide. No comprender: Varicela (13). Complicaciones frecuentes: Meningitis.—Endocarditis—Supuración.—Albuminuria. 5. SAR AMPIÓN.—Comprender bajo este título: Erupción morbilosa«? rubiólica. Complicaciones frecuentes-. Bronquitis.—Bronco-neumonía, etc. No comprender: Rubéola (13). 6. ESCARLATINA.—Comprender bajo este título: Escarlatina puerperal.—Angina escarlatinosa. Complicaciones frecuentes: Albuminuria.—Eclampsia.—Edema de la glotis. - Hemorragia. - Endocarditis. - Pericarditis. — Parálisis. - Difteria. - Convulsiones.

14. INFECCIÓN PURULENTA Y S E P T I C E M I A — Comprender bajo este título: Piohemia.—Absorción purulenta.— Reabsorción ' pútrida.— Infección pútrida. — Fiebre pútrida.— Picadura anatómica.— Streptococcemia. No comprender: Septicemia puerperal (119A).—Fiebre infecciosa (33). Observación.— Cuando una m u j e r adulta se designe como m u e r t a de "Septicemia," debe enviarse la papeleta ó certificado para que el médico especifique si esta enfermedad era ó no puerperal. 15. M U E R M O . 16. LAMPARÓN. 1 7 . PÚSTULA MALIGNA Y CARBÓN.

(Piojo). 18. RABIA.—Comprender bajo este título: Hidrofobia. No comprender: Sitiofobia (46). 19. F I E B R E INTERMITENTE.— Comprender bajo este título: Fiebre palúdica. — Fiebre perniciosa.— Acceso pernicioso.— Fiebre remitente.— Malaria. No comprender: Caquexia palustre (20). 2 0 . CAQUEXIA P A L U S T R E . - Comprender bajo este título: Caquexia ó anemia perniciosa.— Anemia palustre.— Impaludismo. Complicaciones frecuentes: Hidropesía.— Hipertrofia del bazo.— Lesión cardíaca ó renal. No comprender: Anemia perniciosa (32). 21.

7. T o s FERINA. ( C o q u e l u c h e ) .

Complicaciones frecuentes:

Bronquitis.— Convulsiones. Comprender bajo este título: A n g i n a difterítica ó costrosa ó seudo-membranosa ó infecciosa ó maligna ó tóxica.— L a difteria bajo todas sus formas y especialmente la difteria de las heridas, la difteria cutánea, la 8.^ D I F T E R I A Y C R U P . —

GENERALES.

PELAGRA.

2 2 A. TUBERCULOSIS DE LOS P U L M O N E S . - Comprender bajo este títuto: Tuberculosis p u l m o n a r . - Tisis p u l m o n a r . - T i s i s (ski e p í t e t o ) . - F i m i a . - Fimatosis. — Neumo-fimia.— Tuberculosis aguda — Tuberculosis galopante.—Tuberculosis miliar.— Granulia.— Cavernas pulmonares. —Consunción.- Neumonía caseosa. — Bronquitis ó neumonía tuberculosa ó bacilar, ó específica ó granulosa, ó neoplási-

5

x

^

r

< A o

o c r » r » m M C O

^

35 ca ó heteroplásica.— Bacilosis.— Pleuresía tuberculosa — Antraeosís Hemoptisis tuberculosa. No comprender: Tuberculosis (sin epíteto) (22 F).—Hemoptisis (sm epíteto) (77 B).—-Hemorragia pulmonar (77 B).— Broncorragia (sin epíteto) (77 B). — N e u m o n í a del vértice (72). - T i s i s laríngea (22 E ) . Complicaciones frecuentes.— Hemorragia.— Neumonía.— P l e u r e s í a . - Diarrea incoercible. 22 B. TUBERCULOSIS DF. LAS MENINGES.— Comprender bajo este título: T u berculosis meníngea.— Meningitis tuberculosa.— Meningitis granulosa, ó miliar, ¿ caseosa, 'o bacilar, ó específica, ó neoplásica, 6 heteroplásica. No comprender: Meningitis (sin epíteto), aun para los niños de corta edad. 22 C. TUBERCULOSIS DEL P E R I T O N E O . - Comprender bajo este título: Peritonitis tuberculosa ó granulosa, b bacilar, ó específica.— Tuberculosis peritoneal. — Tuberculosis abdominal.— Tabes mesentérica. No comprender: Enteritis tuberculosa (22 E ) . 22 D. TUBERCULOSIS DE LA PIEL.— Comprender bajo este título: L u p u s . — Estiomena. ; 22. E . TUBERCULOSIS DE OTROS ÓRGANOS.— Comprender bajo este titulo: 11sis laríngea.— Laringitis tuberculosa. —Nefritis tuberculosa.— Enteritis tuberculosa —Absceso bacilar.— Ulcera tuberculosa. —Tuberculosis huesosa. No comprender. Mal de Pott (130). Tuber2 2 F . TUBERCULOSIS GENERALIZADA.' Comprender bajo este título: culosis (sin epíteto). 2 3 . ESCRÓFULA.- - Comprender bajo este título: Linfatismo. —Escrofulide. No comprender: Blefaritis ó conjuntivitis ó keratitis escrofulosa ó liufáti-

ES' I

0 3

ÌO S NT

EN L DI OS

m

^ 2 4 . SÍFILIS.— Comprender bajo este título: Gálico.— Chancro duro ó infectante.— Chancro de la boca ó de la cara.— Accidente primitivo. —Accidentes s e c u n d a rios.—Accidentes terciarios.—Accidentes específicos.—Placas mucosas.—Doloresesteóeopos.— Cualquiera enfermedad clasificada de "sifilítica." No comprender: Chancro blando, o simple, ó fagedénico (129 A). 25 A. CÁNCER DE LA BOCA.— Comprender bajo este título\ Cáncer de los labios 6 de la lengua b del piso de la boca 6 del velo del paladar. —Cáncer del maxilar. —Epitelioma ò carcinoma ò cancroide- de estos órganos.—Cáncer de los fumadores. 25 B. CÁNCER DEL ESTÓMAGO, DEL HÍGADO.— Comprender bajo este titulo:: Cáncer del esófago.— Cáncer del cardio.— Cáncer del piloro.— Carcinoma ó e s q u i rro ó tumor coloide ó encefaloide de estos órganos. —Gastro-carcinoma.— T u m o r del estómago. . No comprender: Lesión orgánica del estómago (81). —Hematemesis (81). 25 C . CÁNCER DE LOS INTESTINOS, DEL RECTO. —Comprender bajo este, título:Cáncer del colón.— Cáncer del ano.— Carcinoma ò esquirro, ó encefaloide
View more...

Comments

Copyright � 2017 SILO Inc.
SUPPORT SILO